Desde el Equipo de Pastoral y el Voluntariado Misionero Calasancio, queremos echar la vista atrás para compartir lo vivido en la reciente campaña del DOMUND y agradecer la participación de todos en la misma

El lema de este año: “BAUTIZADOS Y ENVIADOS: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo”, nos colocaba en el punto de partida de nuestro compromiso cristiano ya que:

TODO BAUTIZADO ES UN MISIONERO.

El bautismo no es solo un don que nos incorpora a Cristo, sino que, al mismo tiempo, es un compromiso que nos hace responder a la llamada de propagar su Reino.

La fe recibida, nos envía e impulsa a compartirla con otros y anunciarla con nuestra vida a los que nos rodean.

Como cada año, desde el VMC, el colegio ha organizado la campaña del DOMUND, con más fuerza quizá, respondiendo al deseo explícito del papa, de convocar un mes misionero extraordinario, en el que estaba enmarcada dicha campaña.

En las clases se ha reflexionado sobre el tema, con el material elaborado para este fin, se ha orado por los misioneros que se arriesgan y gastan su vida, exponiéndola por el Evangelio y la entrega a los más empobrecidos del mundo y se ha organizado la colecta, en la que todos hemos participado de forma generosa, aportando nuestro donativo.

Por este medio, queremos agradecer encarecidamente la generosidad de todos los miembros de la Comunidad Educativa que ha hecho posible una recaudación mayor que la de los últimos años: 1.087,77 € que han sido ingresados en la cuenta de Obras Misionales Pontificias: DOMUND 2019.

¡GRACIAS DE TODO CORAZÓN!

Sigamos entusiasmados nuestro camino de entrega y compromiso en favor de los más necesitados de nuestro mundo, y apoyando a los que están en la vanguardia, los misioneros de primera fila.