Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la más hermosa juventud de este mundo

«Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la más hermosa juventud de este mundo. Todo lo que Él toca se vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida. Entonces, las primeras palabras que quiero dirigir a cada uno de los jóvenes cristianos son: ¡Él vive y te quiere vivo! Él está en ti, Él está contigo y nunca se va. Por más que te alejes, allí está el Resucitado, llamándote y esperándote para volver a empezar. Cuando te sientas avejentado por la tristeza, los rencores, los miedos, las dudas o los fracasos, Él estará allí para devolverte la fuerza y la esperanza» (Christus vivit, 1-2).

Así comienza la exhortación a los jóvenes del Papa Francisco, y con estas mismas palabras inició el mensaje de esta Pascua 2019. La Comunidad Educativa del Colegio nos hacemos eco de ello con el deseo para todos de vivir este tiempo pascual con esperanza renovada, celebrando que Cristo vive. Y, de igual manera, nos unimos a todo el Instituto Calasancio, proclamando la felicitación pascual del Equipo General:

 “Como discípulos de Jesús, que hemos sido llamados a ver y creer, la celebración de su resurrección nos invita a ser personas con esperanza, que sepan proclamar, -desde la palabra, actitudes y gestos-, que la muerte no es el final porque el triunfo definitivo ha sido de la Vida.

Que, como a los apóstoles, la experiencia de la Pascua nos transforme en hombres y mujeres abiertos a la Vida, dispuestos a anunciar y optar siempre por la Vida y a dar la vida que se nos regala.

Felicidades porque hoy se nos da la mejor noticia: ¡Resucitó de veras nuestro amor y nuestra esperanza!