Día 25 de marzo: JORNADA POR LA VIDA, con el lema: "CUSTODIOS DE LA VIDA"

La vida es el don más preciado. Por esa razón, hablar de vida es hablar de alegría, de ilusión, de color, de esperanza, de naturaleza… Solo se nos ocurren bonitos calificativos para expresar esta idea. Así es como las personas deberíamos disfrutar siempre de este bien.

“Es un hecho que la vida es un don que proviene de la misteriosa y generosa voluntad de Dios. En este contexto de don puede afirmarse que toda vida vale la pena ser vivida puesto que en ella hay un orden previo y un destino profundamente querido por su creador”, afirman los obispos españoles hablando de la Jornada por la Vida que se celebra en la Iglesia el Domingo, 25 de marzo.

En el contexto del Año de San José, convocado por el Papa Francisco, queremos poner nuestra mirada en este gran santo para aprender a ser “CUSTODIOS DE LA VIDA”, lema que este año da nombre a esta Jornada que se celebra el 25 de marzo.

Hoy en día se corre el riesgo de caer en la cultura de la muerte, descartando aquellas vidas que no cumplen con ciertos parámetros. Este descarte de vidas humanas, que es justificado por muchos, conduce a emitir juicios y a tomar decisiones contrarias a la propia dignidad humana.

El Papa, en unas declaraciones a los medios, hablando sobre el aborto dijo: “La muerte no es un problema religioso, ojo: es un problema humano, pre-religioso, es un problema de ética humana. Las religiones se ocupan de ello, pero es un problema que hasta un ateo debe resolver en su conciencia” y añadió que todos tenemos que hacernos esta pregunta: “¿Es correcto cancelar una vida humana para resolver un problema, cualquier problema? ¡¡No, eso no es justo!!”.

Pues bien, con estos razonamientos, nosotros hemos de plantearnos lo siguiente:

-       ¿Cuál debe ser nuestra respuesta como cristianos?

Sin duda, la respuesta tiene que ser: APOSTAR POR LA CULTURA DE LA VIDA.